Gyromite

Nintendo
NES
1985

En esta guerra de los videojuegos, siempre cada consola con sus subsidiarios y desarrolladores no escatima esfuerzos en lograr ser más original, creativa e interactiva que las otras. Por ejemplo, ya todos conocemos los sacrificios gráficos que tuvo que hacer Wii para lograr una mayor interactividad y lograr así, atraer un tipo de público que antes los videojuegos no tenían.

Desde siempre, hemos visto ejemplos como éste y se seguirán viendo mientras la industria de los videojuegos exista. Así, por allá en 1985, en esta incansable búsqueda por ser innovadores, se desarrolló un robot super engorroso de utilizar llamado R.O.B. (Robotic Operating Buddy) que venía con un juego un tanto mejor y más jugable que el consabido robot. Este juego se llamaba Gyromite o Robot Gyro como se le conoció popularmente (juego subvalorado por muchos y que también se puede jugar con controles). 

Gameplay Gyromite
Gameplay Gyromite

La salida al mercado de este dispositivo ocurrió en una época en la que la gente estaba dejando de comprar videojuegos por muchas razones que no vale la pena enumerar, pero que sirvió para que las personas empezaran a ver las consolas como un juguete. Esto es algo que es muy obvio para nosotros en la actualidad pero que unos 25 años atrás no era tan claro. 

Otro aspecto trascendental de la batalla de 1985 y que también le debemos a este robotcillo es que Atari, al ver que esta maniobra de interactividad de Nintendo atrajo a millones de personas (especialmente niños) que antes no estaban familiarizados con los videojuegos, comenzó a desarrollar consolas más parecidas a un computador personal para no perder a su público adulto. Este momento de la historia desencadenó el más grande cisma en el mundo de los videojuegos, haciendo que una parte de los gamers se fueran por la ruta de las consolas y otros por el camino del monitor y el teclado.

R.O.B.
R.O.B.

Finalmente luego de hablar de lo trascendental de este bonito pero aburrido robot, quisiera reseñar lo que de verdad me importa reseñar, el juego. Muchos han criticado terriblemente este juego por ser el acompañante de tan aburrido y lento robot, pero si lo hubieran conocido sin el robot como fue mi caso, de verdad habrían encontrado en él un juego de puzzle maravilloso.

Con el pequeño inconveniente de tener los mandos separados en los dos controles, es decir, el movimiento del doctor en un control y los botones funcionales en el otro (apenas lógico, por la necesidad de que el robot hiciera algo), se hace un poco engorroso de jugar. Si ves en el video que se adjunta a esta reseña se hace una comparación sobre cómo se juega un nivel con un humano controlando los pilares y otro controlado por el casposo de ROB. 

A mi parecer arruinaron un juego con un potencial altamente grande por el simple afán de vendernos un aparatoso robot. Creo que si existiera una versión de Gyromite que tuviera los dos comandos en un mismo control no dudaría en comprarlo, de hecho aún y todo con este problema, lo juego todo el tiempo y lo disfruto montones. Así que un consejo, si tenes el robot y el juego, deshazte del robot, quedate con el juego y consigue un humano sustituto que hable y respire, seguro te divertirás.

Gyromite
Nota de lectores1 Voto
3.5
Puntuación